Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

viernes, 10 de abril de 2015

Las 12 Runas del Saber

¿Qué se necesita para ser un verdadero héroe? Las 12 Runas del Saber te lo podrán contar... si tienes las agallas suficientes para desvelar sus secretos.

Lamentablemente, las 12 runas nunca se terminaron de escribir. Nacieron como un relato dispuesto a ser presetnado en el concurso de escribe tu pre-módulo de Valhalla, pero cuando estaba metido en pleno proceso creativo, se me ocurrió mirar las bases y descubrí que el plazo era hasta junio... del año pasado.

En cualquier caso, os dejo la sinopsis-resumen que escribí, por si a alguno le fuera de utilidad:

Año 840. La isla de Edge es famosa por dos cosas, el hielo de sus glaciares, que ocupan dos terceras partes de la isla incluso en primavera, y sus curtidos habitantes, saqueadores reconocidos como los más fieros de entre los fylki noruegos. Habitualmente sus gentes son taciturnas y hoscas, acorde con el clima duro y letal, pero hoy es día de fiesta en Edgeøya, el único asentamiento de la isla y han salido a relucir joyas y vestidos, a pesar del frío de finales del invierno.

El motivo de tal derroche es la expedición de Erik Cola de Zorro, que navegó con Ivar el Deshuesado hasta las costas de Dal Riata y volvió vivo y entero y suficientemente rico para comandar su propia flota. Su objetivo actual es Longphort, el legendario asentamiento al otro lado del mar, conocido sólo por unos pocos y del que se rumorea que tiene riquezas suficientes para el rescate de un Karl, todas ellas fácilmente alcanzables con la mano, siempre y cuando esa mano vaya envuelta en buen acero fylki.

Los mejores hombres de Edgeøya han sido seleccionados, dejando sólo a los muy viejos o muy jóvenes a cargo de la defensa del asentamiento hasta la vuelta de los guerreros, que no se espera hasta dentro de dos primaveras, si todo va según lo planeado. Se ha prometido gloria y botín para todos los expedicionarios y, aunque todos saben que serán menos los que vuelvan que los que parten, nadie deja que eso enturbie las festividades.
Publicar un comentario
Related Posts