Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

lunes, 21 de diciembre de 2015

Como Hacer Tus Propias Runas: Espada Negra Rules!

Bueno, hace más de dos años que Koldraj Sigvar fue nuestro máster en las LES 2012. He de decir que fue el punto de inflexión para que la Asocación se hiciera con un ejemplar de Espada Negra, pero sobre todo, y a nivel personal, me encantaron las runas que el Maestro utilizó en la mesa. De hecho, prometí que haría unas semejantes para cuando empezáramos a jugar a ese juegazo.

Y como soy un hombre de palabra, aunque esa palabra sea lenta, he aquí el resultado final, en un cómodo y fotografiado tutorial:

Cómo Hacer Tus Propias Runas

1- Selecciona la madera
En este caso, se trató de una rama de cerezo (casi) bicentenario que hubo que talar por encontrarse hueco y enfermo por dentro. De unos 30 cm de longitud, ligeramente excéntrico y aovado, el diámetro era más grande de lo necesario (casi 5 cm por el lado largo), pero al ser la primera experiencia, sobreestimé en mucho la madera que se perdería en el procesado. Como elegí la madera en fresco, tuvo que pasar un año hasta que se secó y estabilizó.

2- Corta, lija y da esplendor
Parafrasear el lema de la RAE da una idea del tiempo que le dediqué. El cerezo no es precisamente blando y cada una de las 22 piezas está cortada y pulida a mano. Al final del proceso me hice con una lijadora eléctrica y cada pieza recibió un lijado de grano extra fino adicional por la cara que iba a ser pirograbada.

3- ¡Quemar, quemar, quemar!
La verdadera piedra angular del proyecto: La pirograbación. Además, es la primera vez que uso la herramienta y he de decir que me costo casi la mitad de las piezas empezar a cogerle el pulso al nivel de quemado. Aunque no es complicado, esta es una de esas actividades que no permiten equivocaciones, así que hay que extremar las precauciones.

4- Y listo


Y ya está. Se pueden apreciar las 22 letras del alfabeto hebreo, interpretadas por mí. ¿Por qué el alfabeto hebreo y no el vikingo, que es más tradicional? Pues porque me salieron 22 piezas al cortar y la versión mínima del vikingo tiene 24. Los recursos son los que son, y da mala suerte tener un alfabeto incompleto, cosa que no queremos en un juego de dados, ¿verdad?


Ahora sólo queda usarlas en juego, que será muy, muy pronto
Publicar un comentario
Related Posts