Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

domingo, 21 de noviembre de 2010

SPACE HULK

++Capitán Raphael, del capítulo de los Ángeles Sangrientos, iniciando diario de a bordo de la misión. Misión programada a ocho minutos del impacto. Enviado grupo de abordaje. Grupos de apoyo a la espera de lanzamiento++
Con estas palabras empieza el asalto al Pecado de condenación, un pecio espacial infestado de genestealers por un grupo heroico (inconsciente) de marines espaciales de la 1ª compañía cuyo objetivo es recuperar un artefacto o morir en el intento (con predominancia del 2º).
Este juego está basado (como es lógico) en el universo de Warhammer 40K y como juego es muy entretenido o, en palabras casi textuales de Ki: una autentica locura.
Jugar es muy fácil (saber jugar no): el jugador marine tiene tres minutos para terminar su turno, el genestealer no, además los marines no saben a cuantos genestealers se enfrentan, saben donde están pero no cuantos, gracias a los blips.
He jugado varias partidas: contra Ki he jugado una y el resultado fue un empate táctico con victoria moral para mí (maté más de 30 genestealers y él 2 de mis 5 marines) y contra Mr.Chimps (hablaré de él en otro momento) he jugado 6y el marcador está en 4-2 a mi favor, con 5 victorias de los marines (alternamos papeles) y 1 de los genestealers (los llevaba yo). Los que conocéis a Mr.Chimps veréis raro que me haya ganado, la explicación es simple: le daba consejos tácticos.
Y hasta aquí por hoy, os daré la lata en otra ocasión.
Publicar un comentario
Related Posts