Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

miércoles, 30 de enero de 2013

Cazando a Jim “El cazador”

Después del torneo de primavera, toca volver a ocuparse de las tierras del Señor del Valle Oscuro. Dispuestos a acabar de una vez con todas con la amenaza de los bandidos en las sierras del sur del Valle Oscuro, Turgrid y Malystrix se dirigen a Rio Frio para hacer frente a la banda de “El Trucho” y de “El Arrendajo” antes de que salgan de sus cuevas de invernada.

Aunque el tiempo ha mejorado bastante, el tránsito todavía es difícil por la nieve. Para cuando salen de Rio y llegan a la Aldea del Lobo, empieza a anochecer. Después de un somero reconocimiento del estado de la aldea, y temiéndose lo peor, deciden fortificar la casa-taberna de Sam, uno de los pocos edificios que no presentan síntomas de haber sido saqueados a conciencia. Lamentablemente, Renk Cort se resbaló del tejado donde montaba guardia y se fracturó el húmero… mala pata para un ballestero como él, esperemos que se recupere pronto y la herida no tenga mas complicaciones.

Mientras Turgrid y Malystrix revisaban las defensas exteriores, Guevi, el escudero de Turgrid, se disponía a hacer la cena, cuando empezó a oír ruidos muy raros que venían del sótano de Sam. Al asomarse vio como “un ser deforme y gris” se abalanzaba sobre lo que solo podía ser el cuerpo inerte de Sam”. Bloqueó como pudo la escotilla del sótano y, entre todos, consiguieron bloquearla y tapiarla con varios de los barriles que había por ahí.

A la mañana siguiente descubrieron en el sótano un pasadizo que les llevo hasta el exterior, mas allá del murete que delimitaba el jardín de Sam. Siguiendo la pista, acabaron encontrando una cabaña en muy mal estado, parecida a la que tenia Jim el cazador, llena de porquería y bichos medio despellejados. Cuando examinaban la peculiar basura, Guevi fue atacado por un ente que no podía estar del todo vivo. Lamentablemente, el reconocimiento posterior del cadáver quedó ligeramente dificultadas cuando Malystrix le reventó la cabeza con una maza a lo que parecía ser un cadáver reanimado con artes oscuras. Finalmente, todos acordaron que podía tratarse de Jim, muerto y enterrado hacía varios meses, ya que se encontraron restos de su gorro de zorro preferido entre los trocitos de cerebro y sustancia gris que se encontraban esparcidos por la zona.

Dispuestos a llegar al fondo del asunto, y con la ayuda del Sargento Cordel, que se había retrasado por “necesidades especiales del servicio” que apestaban a slivovitches con Rupert, descubrieron entre las antiguas ruinas cercanas unos símbolos arcanos, esqueletos de animales montados con alambres y restos de cera y carbones…

Cuando contaron lo que había pasado en el castillo, casi nadie les creyó, tomándoselo como una guasa más o menos divertida, una buena historia para asustar a los niños por las noches… Eso sí, desde entonces los aldeanos de Rio procuran acercarse lo menos posible a la Aldea del Lobo, donde tanto Sam encontró la muerte en tan extrañas circunstancias…
Recompensa de misión: 1 px
Publicar un comentario
Related Posts