Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

sábado, 10 de diciembre de 2011

Tesoro!

El siguiente artículo es una traducción libre, inspirada en dos artículos aparecidos en The Gnome Stew. No hay ninguna intención de apropiarme de los derechos de autor ni de beneficiarme de ninguna manera de ello, mucho menos económicamente, salvo en la mejora del disfrute de este hobby al que llamamos rol.

Tesoro!
Podéis consultar los dos artículos en su ubicación original en seven-ways-to-spice-up-your-treasure y en seven-more-ways-to-spice-up-your-treasure

El artículo trata de cómo dar mayor variedad a un tesoro, huyendo sobre todo de las tablas de tesoro pre generadas. Algunas ya las usaba yo mismo, otras son muy buenas ideas y las pondré en práctica pronto (¡temblad jugadores!)

- Valores aleatorios:
Si has oído hablar del chiste de las "monedas en grupos de diez" la solución a es bastante simple. Usa una tirada para sumar o restar a la cantidad que salga en la tabla. Si añades/restas alternativamente, a la larga los valores de tesoro no variarán. Añadir / restar un porcentaje funciona aún mejor, ya que las cantidades aumentan con la magnitud del tesoro.
Esta ya la usaba, es de lo más básico para evitar el “efecto tabla”

Tesoro!
- Productos de Comercio:
Muchos de mis personajes son acaparadores compulsivos. ¿Tintero y una pluma? Me lo quedo. ¿Un sucio zapato orco? Mío. ¿Paneles de caoba fina? Hay una razón por la que tengo "Competencia con arma exótica: barra de hierro" y "artesanía: carpintería" en mi hoja de personaje. Aún así, la inclusión de elementos mundanos en el tesoro para agregar sabor puede ser muy divertido y sin ser demasiado difícil. Sólo tienes que quitar algunos elementos de la lista de tesoro y luego poner ese valor en forma de objetos variados. Si sólo van a vender el total por una fracción del precio real, esto no tendrá afectará al valor final en absoluto, y si no, pueden surgir improvisaciones interesantes.
Como nunca he usado listas, no me sirve, pero sí que de vez en cuando los PJs se van con las manos vacías por no saber apreciar “ese montón de madera podrida” como el montón de caoba sin preparar que es en realidad…

- Descripción, Descripción, Descripción:
Independientemente de cosas hagas para dar vida a un tesoro, nada es tan efectivo como buenas descripciones. Vale la pena invertir tiempo en alguna descripción de un tesoro. Hazte preguntas como "¿Hay rasgos sensoriales especialmente los relacionados con este tesoro? ¿Tiene un olor, un ruido, un color? ¿Hay algo inusual o notable al respecto? ¿Dónde ven los personajes lo que buscan? ¿Está en un contenedor, oculto en algún lugar cercano, o lo limpian de los cuerpos de los muertos? Sólo un detalle extra puede hacer la diferencia entre un tesoro se visualiza bien y otra larga lista.
Esta me la apunto. Ya había hecho diferencias entre encontrar el colgante en el cuerpo ensangrentado del hijo del noble o en un cofrecillo en su habitación, pero lo del olor y el ruido no lo uso tanto.

- Divisas diferentes:
Un montón de juegos asumen que todas las ciudades utilizan la misma moneda. Por razones de simplicidad, incluso si se introducen monedas diferentes, probablemente serán de valor equivalente, por lo que un halcón de oro es igual al valor de las espadas de oro del reino vecino, pero alguna excepción puede ser emocionante. Monedas que son raras, de valor incierto, edad, o de notable valor. Para ahorrar dolores de cabeza, es probable que no se quieran mezclar un montón de no-equivalentes monedas en una tesoro, o la contabilidad le dará a los jugadores una aneurisma, pero "una pila de monedas mixtas compuestas en su mayoría de halcones y espadas, con unas pocas ruedas solares pesadas en la parte inferior, verdes por la edad" no es lo mismo que “encontráis 46 monedas de oro.”
Hay un buen artículo sobre monedas de distintas zonas y temas relacionados, como el uso papel moneda en Impactos Críticos en este ENLACE!. Además, se dan un par de buenas ideas en los comentarios.

Tesoro!
- Divisas muy diferentes:
También hay que tener en cuenta que en algunas razas o culturas el valor de los mismos materiales no es el mismo que en las demás. La cercana tribus orca puede utilizar los nudillos de los enemigos vencidos como moneda, mientras que la decadente sociedad de los duendes escondida en las montañas puede utilizar capullos secos de flores aplastadas que se pueden moler para obtener una droga mágica. Este tipo de especial de monedas alternativas tiene el mismo peso que otras, pero también ayudan a delinear la cultura de tu campaña, y también introduce nuevos problemas. El oro es oro, pero ¿la cantidad de oro que se consigue por un nudillo orco vale la pena para trasladarse al campamento orco? ¿Y qué hacen los PJs para cambiar uno por otro?
Esta la he usado mínimamente, pero la utilizare mucho más en el futuro.

- Productos de Comercio II:
Si te gusta la idea de los bienes de comercio, pero no el molesto aspecto de contabilidad para los jugadores de anotar cada pequeño pedazo de basura que encuentran, considera el uso de productos de comercio como una moneda alternativa. Al establecer un valor estandarizado para el peso de los bienes comerciales, el equipo utilizado, y otras unidades de trueque común, los tesoros de este tipo puede ser descrito como antes, pero señalando un peso numérico simple. Por lo tanto, "Al buscar en la bodega abandonada, encontráis una pocas pieles de vino avinagrado, algunos trozos de hierro oxidado, y una rueda de queso en un bosque de hongos que aún así esta buena", puede ir seguido de "Todo junto son 23 libras de comercio de bienes”. Los equipos enemigos pueden ser manejados de manera similar con el mismo o su propio conjunto de unidades.
Esta no me gusta. No es lo mismo “23 libras de bienes” que “23 libras en 6 trozos de hierro”. Se me ocurren fascinantes usos para el hierro…

- Contarlo más tarde:
Pregúntate a ti mismo, si estuvieras en un corredor de calabozo con sólo la débil luz de una antorcha frenando la oscuridad siniestra que esconde horrores, que es más probable, ¿haces la cuenta exacta de cuántas piezas de oro se encuentran en el saco manchado de sangre que acaba de recoger o si lo mete en la mochila y sale por patas antes de que lo que podría haber atraído con el ruido de su lucha se presente? No puedo decir que te culpe. Yo también habría perdido el culo, y lo más probable, mi personaje también. Entonces ¿por qué hacemos un recuento cuidadoso y minucioso hasta el último centimo cada vez que nuestros personajes encuentran algo? En su lugar, díles a los jugadores que encontraron "una bolsa de monedas" o "un pesado saco en su mayoría lleno de monedas de plata". Si quieren sentarse y jugar a contables, verifica que es realmente lo que quieren hacer y que lo hagan. Y mientras ellos están ocupados contando, haz que un monstruo errante los encuentre... Esto significa que se puede guardar toda la información del tesoro para un solo listado al final de la sesión.
Clásica versión de “Os veis rodeados de enemigos” ¿Cuántos hay? ¿De verdad te paras a contarlos?
Publicar un comentario
Related Posts