Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

martes, 1 de octubre de 2013

LES: Shadowhunter

Después de ver la sutil indirecta lanzada por Bano en la que era acusado de no hacer los deberes de la asociación me lancé a escribir la crónica de la partida de Shadowhunter, como ya dijo Bano en su entrada Mr. Chimps (alias provisional hasta que a él se le ocurra uno) y yo jugamos una partida paralelamente a la partida de Taura que jugaron Ki y él, estuvimos en la mesa de Shadowhunter, con el creador del juego en persona y una pareja que llegó algo tarde y con un poco de prisa.

El sistema es bastante simple, no hay tiradas de dados (jooo), para llevar a cabo una acción existen unos puntos de atributo, por ejemplo: si tú tienes escalada-2 significa que puedes usar los valores 0, 1 y 2; sólo puedes usar una vez cada uno, salvo el 0, al valor que has elegido le sumas un bonus (físico, mental o social), si con el total superas la dificultad fijada por el master logras completar la acción, el sistema tiene sus ventajas, pero, en mi opinión le quita mucha emoción al juego, además siempre puedes realizar una acción usando un punto de suerte (aunque se gasta y no hay forma de recuperarlo).

Bien, pasemos a lo realmente interesante: el juego se sitúa en un mundo parecido al nuestro,  pero en el que viven criaturas malignas (no tienen un nombre definido, el malo de nuestra partida era slenderman), también están los shadowhunters, se dividen en dos clases: las razas libres (humanos y oscuros), que están controladas por un ser superior; y la razas ancladas (ángeles, elfos, gárgolas y valquirias) que tienen que ser buenos por narices.
La única raza que creo que hace falta explicar son los oscuros, son muy parecidos a los humanos pero tienen un carácter sombrío y pueden usar la magia, el resto de las razas son bastante parecidas a los arquetipos conocidos, un breve resumen: los ángeles son los protectores del bien, no pueden volver a su mundo de origen y tienen la filosofía de que los malos pueden dejar de ser malo, una vez están muertos; los elfos son parecidos a los de la dragonlance, van a su bola, egoístas y arrogantes, si tienen ganas de hacer algo lo hacen aunque sea malo para el grupo; las gárgolas son gárgolas, no hay mucho más que decir de ellas, no aparecieron en nuestra partida y no fueron presentadas, pero son incapaces de adoptar una forma con la que puedan pasar desapercibidas; y las valquirias son seres con afinidad por el fuego y muy temperamentales, tampoco fueron presentadas en la partida.

Vayamos a la partida, como Mr. Chimps y yo llegamos antes que los otros dos jugadores, cuando estos llegaron él y yo ya sabíamos jugar y ojeábamos las hojas de personaje para ver que podíamos ser, yo aprovechaba para echarle un ojo también al manual; los personajes estaban completamente pregenerados (hasta tenían un mini comic para presentarlos), eran: un ángel con una espada de fuego, una bibliotecaria elfa cuyas habilidades a mi no me parecieron muy útiles, una tarotista oscura con un buen número de hechizos (el más interesante un rayo) y un detective humano con una recortada, tras una evaluación de la capacidades de los personajes y los demás jugadores decidí que el personaje más interesante era la oscura y el más simple el humano y los reclamé para Mr. Chimps y yo, a la inversa por supuesto.
La partida empezó cuando el detective recibió una llamada de un amigo suyo para que le echara una mano con los archivos, os ahorraré detalles de esto para no aburriros, basta decir que el detective encontró un caso extraño y me llamó a mi para que le acompañara a un pueblo en el que habían desaparecido misteriosamente varias personas, como Mr. Chimps es novato en los juegos de rol le costó un rato entender que tenía que convencer a mi personaje que le ayudara, pensé que sería mejor idea que yo avisara al resto (en realidad me dio pereza y le dije a la elfa que avisara a ángel), una vez juntos los cuatro cogimos un coche y fuimos al pueblo, de camino nos encontramos a un viejo con una camioneta tirada al lado de la carretera, el viejo, que volvía del pueblo, nos dijo que estaba desierto, a pesar de todo seguimos, dejamos el coche en la entrada del pueblo, junto a un árbol derribado, nada más entrar en el pueblo noté una gran cantidad de energía mágica (uno de los poderes de mi personaje), entramos en el primer edificio, un motel,  en la planta baja encontramos: unas maletas abiertas en una habitación, unas herramientas viejas en otra y el cadáver de un escritor, el detective subieron al siguiente piso para abrir el resto de las habitaciones, la primera habitación estaba cerrada y el detective decidió abrirla al más puro estilo americano: disparó a la cerradura con la escopeta, dentro de la habitación había un psicópata con una pistola, el único que actuó deprisa fue el ángel, que empujó al detective dentro de la habitación, cosa que no sirvió porque este se llevó un disparo en el hombro, acto seguido y, por motivos que nadie entendió el ángel se levantó y, rápidamente, atravesó la pared, el psicópata intentó huir, pero yo había subido las escaleras al oír el ruido y le lancé un rayo, el hombre debió de quedar muy afectado ya que le intentamos interrogar y sólo dijo incoherencias sobre el sin-rostro y un poema, terminamos de registrar el pueblo, encontramos muchas cosas extrañas, entre ellas una vieja que cantaba y que desapareció cuando la tocamos, el diario de una mujer que vivió en el pueblo, una pared con un árbol pintado con ramas de colores, una escuela con niños sin cara, lo que parecía un ritual de invocación y unas pirámides en miniatura, también encontramos cosas más normales, como un hombre asustado en una casa, una ficha policial donde decía que el psicópata era un hombre buscado y varios grupos de versos que supusimos que eran el famoso poema.
Tras registrar el pueblo entramos en la iglesia, con las pirámides abrimos un pasadizo que nos condujo a un sótano, en el que realicé (por algo tenía yo a la maga del grupo) el ritual de invocación para que viniera el sin-rostro, salimos de la iglesia a por el sin rostro y lo encontramos en el borde del bosque que rodeaba al pueblo, desgraciadamente nuestros compañeros se tuvieron que ir y no hicimos el combate contra el sin rostro, al que se derrotaba recitando el poema en el orden correcto.

Las impresiones de la partida fueron buenas, pero me habría gustado jugar el final, además el master nos dio varias pistas para agilizar la partida y terminar antes de que la pareja se tuviera que ir (como el orden del poema y en que casas no había nada). En cuanto al sistema de juego no me parece malo, tiene menos emoción pero es mucho más estratégico que tirar los dados, aunque, teniendo en cuenta mis tiradas habituales, para mi es una ventaja, dicho esto prefiero la emoción del sistema tradicional; en la mesa hubo buen rollo, a pesar de que no me terminó de gustar como interpretaba el ángel a su personaje, algo así como fumador compulsivo.

Por otra parte Mr. Chimps y yo nos quedamos con ganas de poder hacer nuestros propios personajes, si tenemos la oportunidad de volver a jugar creo que lo pasaremos mejor, porque el juego esta muy chulo.
Publicar un comentario
Related Posts