Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

viernes, 1 de noviembre de 2013

Desafío 1: El origen



Haciéndome eco de una nueva iniciativa de Trasgotauro, me he decidido a participar en el Desafío de los 30 días, que básicamente consiste en contar intimidades roleras de uno mismo a todo el mundo y colgarlo en la blogosfera para disfrute voyeur de todo el mundo… En cualquier caso, como mi psiquiatra dice que tengo que reducir mis niveles de ira y los deportes violentos se me están empezando a quedar corto, aquí vamos con el primer Desafío:

¿Cómo comencé con los juegos de rol?

Mi historia en este aspecto es muy típica. Allá por aquellos años dichosos en los que mi mayor preocupación era sacar algo de nota en selectividad, un compañero trajo a clase un libro raruno, un puñado de dados que más tarde se revelaron de la forma incorrecta y un montón de fichas de papel fotocopiadas. Se trataba de El Señor de los Anillos, el sistema D100 (aunque lo intentáramos con muchas ganas y poca efectividad tirando D6 en su lugar…) y jugábamos la aventura de “El Rescate del hijo del Sr. Grum” en los recreos… A partir de ahí se nos fue la perola de paseo, como podéis comprobar si visitáis la ya inactiva Sima de Rol, pero eso ya es material de otro Desafío…

Yo como Velasco, jamona sin sentido. 
Espera, no, tiene las orejas puntiagudas, así que se trata de rol
Publicar un comentario
Related Posts