Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

miércoles, 9 de abril de 2014

¿Cómo mejorar como Máster?

Llevaba tiempo pensando en esta cuestión, probablemente desde que asistí a una partida de El Narrador y me chocó (a la vez que impresiono) de manera notable su estilo de dirigir, tan alejado del mío. Algunos dirán que de eso hace ya casi dos años, pero que le voy a hacer, soy de pensamientos grandes y lentos como un iceberg en la mente del Gran A`Tuin.



El caso es que estaba naufragando tranquilamente por la red cuando vi, en Jubilados de Arkham, este articulo de Muad'dib que pone en palabras la pregunta que me rondaba la cabeza, así que aquí va mi versión personal del tema:

He tenido unos cuantos Másteres en convenciones y “one shots”, pero muyo pocos Másteres “estables” (con los que haya jugado más de dos partidas en régimen de continuidad) en mi vida, así que voy a resumir un poco lo que me pasó con cada uno de ellos.

El más importante es, sin lugar a dudas, Bano, coautor del blog y preparador impulsivo de partidas con un estilo parecido a su ortografía, sabemos que hay algo grande flotando por ahí, pero a veces cuesta entenderlo o incluso encontrarlo, pero realmente no cuenta porque nos salieron los dientes roleros juntos y no podría decidir dónde empieza su influencia y donde termina la mía.

Nimendil fue mi primer Máster. Con una gran imaginación, algo de talento y mucho tiempo libre para tratar ingentes cantidades de datos, sus partidas tenían gran cantidad de información perfectamente estructuradas ideales para juegos de investigación como un Ciberpunk, un Chutlu o una ciudad enorme creada desde 0 con multitud de detalles en ESDLA. No era muy flexible a la hora de salirse de su guion, peor lo compensaba creando guiones realmente amplios, así que, en realidad, no había grandes problemas en ese aspecto.

El Narrador es probablemente el que más haya influido en mí en ese aspecto. Sigo improvisando partidas enteras, pero ahora lo hago con una pequeña desazón por no haberme preparado algo con anterioridad y, sobre todo, desde que salí de su mesa para volver a la mía, intento caracterizar e interpretar a al menos un PNJ por sesión.

Y ya. Hasta ahí llegan mis másteres habituales.

Respondiendo a la pregunta que da título a la entrada, creo que para ser mejor máster, como en todo en la vida, hay un camino muy claro: Sal ahí fuera, mira lo que hacen los demás, pruébalo y si te gusta, te lo quedas.

Y para responder prácticamente a la misma pregunta, he aquí un documento en primicia primiciosa: El cuestionario a los jugadores. Después de intentar por todos los medios que me dieran feedback completo de las partidas, me decidí a preguntárselo por escrito. Intente pasárselo por mail después de las partidas, pero el índice de respuesta era entre escaso y nulo, así que los imprimí y los paso físicamente después de cada partida.

El contenido de las preguntas evoluciona continuamente, según las necesidades, y os sorprendería lo mucho que se puede llegar a aprender de esos tipos que se sientan a mirarte todas las semanas (con suerte) como las vacas al tren…
Publicar un comentario
Related Posts