Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Pathfinder

En esta ocasión, la Sociedad nos citó de nuevo en la calle Puebla, donde nos enfrentamos a los horrores de la esclavitud, el secuestro y la tortura en el modulo de The Devil We Know—Part I: Shipyard Rats. Vamos, nada que un pathfinder no haya mamado de la teta de la Sociedad desde el momento de su ingreso en ella.

La partida fue bien, con mi valeroso Corbet Valeros repartiendo estopa por el escenario como si no hubiese mañana, como buen guerrero/guerrero que es, hasta que nos enfrentamos a un tipo con garras, mutante y cambiaformas a las ordenes de lo que parecía ser un clérigo oscuro. Después de una soberana paliza que nos propinaron, con todo el grupo KO, nos salvo la vida la druida, un personaje secundario que lleva un gato salvaje como arma (y personaje) principal.

Paliza repartida en la cubierta de un barco. Ni dos turnos nos duraron

Cosas que he aprendido: No me puedo meter en combate cerrado con el primer bicho que me sale al paso porque puede ser más duro de lo que pensé.

Cosas que me gustaría saber: Como subir de nivel, vuelvo a estar más perdido que un pulpo en un garaje.ç

Cosas que debería hacer: Tratar de dejar a los enemigos con vida. Para interrogarlos y esas cosas… pero cuando haces 1D8+6 de daño, es complicadillo que a esos niveles la gente sobreviva…

Por supuesto, muchas gracias a la Sociedad de Exploradores, por su tiempo y su excelente organización.
Publicar un comentario
Related Posts