Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

martes, 11 de agosto de 2015

Zombies de Leningrado

A veces la realidad supera a la ficción. Eso lo sabemos todos. Pero cuando hablamos de Zetas, todo es más difícil de creer.

Además, suele pasar que las mejores historias no hablan de lo que se suponen que hablan, y eso es lo que pasa en Zombies de Leningrado, una revisión del alma humana basada en hechos reales casi desconocidos en la Gran Madre Rusia.


Utilizando como excusa la proliferación de caníbales por necesidad en pleno asedio de Leningrado en la II Guerra Mundial, el autor nos sumerge en la miseria humana, exacerbada en tiempos de crisis, donde un caníbal que ha perdido la cabeza es algo bueno y entendible comparado con lo que te pueden hacer tus "semejantes"...

En el marco de la investigación para la partida de ZCorps que hemos relatado las últimas semanas, no voy a valorar el libro, su cuidada maquetación y ritmo trepidante hablan por si solos y en este ENLACE! tenéis la ficha técnica. Sólo me voy a quedar con 3 ideas que me han encantado y buscaré la forma de implementarlas en la partida, aunque sea sólo como detalles accesorios:

1- La gente tiene HAMBRE: El hilo conductor del libro es que los supervivientes a bombardeos, explosiones, derrumbes, ataques aéreos, violaciones, reclutamientos forzosos y un largo etcétera acaban acostumbrándose a eso y casi hasta lo encuentran normal. A lo que no se acostumbra nadie es a ingerir menos de 200 calorías diarias durante meses (un adulto sano toma de media 2000) y eso lleva a hacer cualquier cosa por un trozo de comida y a considerar comida casi cualquier cosa orgánica incluidas mascotas, ratas, vecinos y, en casos realmente extremos, tus propios hijos. Además de ocupar la mente únicamente con comida, la falta de alimentos genera varias enfermedades más o menos graves incluyendo locura, agresividad, desconexión de los receptores nerviosos del dolor... lo que hace que determinados supervivientes puedan ser confundidos con facilidad con un zombi de los clásicos.

2- La Ley del más Fuerte: Gran parte del libro habla de como las fuerzas del estado engordaban mientras la población civil se moría de hambre, de mafias organizadas que comerciaban primero con latas y galletas y más tarde con carne humana y de como el vecino amable de toda la vida era capaz de convertirse en líder de una manada de sanguinarios de la noche a la mañana. Muchas obras sobre zombis se centran en los no muertos, pero hay otras que parten de la premisa de que los vivos son tan o más peligrosos y que lo que realmente mueve a la humanidad es la lucha por los recursos disponibles.

3- Hay distintos tipos de Zombi: Se habla de la Policía Antimasticadores una unidad real dedicada a evitar la profanación de cadáveres en cementerios y depósitos que pronto se vio superada al aparecer los primeros asesinos-cazadores. Básicamente, un Masticador era una persona llevada al límite que empezaba a encontrar atractivo el cadáver que tenía más cerca y se limitaba a comer lo que pudiese mientras se peleaba por los restos con otros masticadores. Los asesinos, sin embargo, elegían a sus vítimas, habitualmente Carne bien Cebada militares de permiso, policías y otros miembros del estado, los cazaban en grupo y comerciaban con la carne obtenida.

Creo que son buenas ideas, que se alejan un poco del terror clásico zombi y que pueden llegar a sorprender a curtidos zombifrikis en unas jornadas sin ser tan aberrantes que un novato (recordemos que estamos preparando unas jornadas) no pueda manejarlas.

¿Que opinais? ¿Alguna idea más?
Publicar un comentario
Related Posts