Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

sábado, 12 de marzo de 2011

Hemos Jugado: SmallWorld

He estado de vacaciones en casa una semana, y he aprovechado para ponerme al día en cuanto a frikismo se refiere. Llevaba un mono horrible de jugar a cualquier caso, y gracias a lo que yo llamo la iniciativa de “Roleros de Alquiler” de AtomComics, de la que Bano es socio Honorífico y Expoliador, y a la que yo me uniré en cuanto vuelva a asentar un poco mi vida, he podido probar 4 juegos diferentes en sólo una semana, de los que haré una reseña,-en mi estilo habitual, no esperéis demasiados datos- en las próximas semanas.

Así que empezando por orden cronológico, hoy vamos a hablar de SmallWorld.

Reúne tu ejército. Acumula territorios. Masacra a tus amigos.
¿Esto no era el lema de otro juego?

El objetivo del juego es simple: Conseguir más contadores de victoria que el resto de jugadores. Para lograrlo, deberemos conquistar más territorios que el resto, muy al estilo Risk, pero teniendo en cuenta las diferencias entre razas y sus poderes especiales.

Lo gracioso del juego es que los poderes especiales son completamente aleatorios, por lo que se dan cosas tan curiosas como Gigantes Marineros, Orcos Voladores o Tritones Espíritu, y a veces, algunas coherentes como Elfos de los Bosques o Humanos Agrícolas, pero esto también hace que cada partida sea diferente de las demás, aunque por supuesto, cada jugador tiene su propio estilo de juego.

Ah, no... el de este es
Un Mundo algo demasiado pequeño.

Que es un juego para divertirse y pasarlo bien es evidente, es muy simple, es competitivo y las reglas son muy cachondas. Se producen piques y existe la posibilidad d negociar con el resto para no ser atacado a cambio de futuros favores (eso se le da de vicio a Leowin…)

Ejemplo de reglas cachondas.

En nuestra partida, empecé a jugar yo (todavía no se que tendrá mi oreja derecha, pero fue categórico que yo empezaba por mi oreja derecha…) y después de una gran ventaja inicial que conseguí gracias al dominio absoluto de la foresta con mis elfos
mariconesde los bosques, acabe perdiendo ante la coalición de Tritones Espíritu y Magos Fortaleza, aunque jodí a base de bien al Imperio del Hombre Agrícola y sus aliados Gigantes Mari…neros, que luchaban conmigo por el control de las fértiles tierras del sur… Y bueno, los Jovits y Salvajes se aliaron para masacrar a las Ratas y No Muertos.

La estrategia para ganar el juego pasa (casi obligatoriamente) por poner al menos una raza en declive, ya que si no, pasa como con mis elfos, llega un momento en que la expansión/protección del territorio es físicamente imposible…

Fijaos en la esquina inferior izquierda:
Ese era mi reino

En resumen, un juego al que merece la pena jugar, sobre todo si tienes compañeros que no soporten a los elfos.

Bueno, y para el que quiera prfundizar, a la página de EDGE.
Publicar un comentario
Related Posts