Entrada destacada

Torneo de Carcassone 5 de Mayo

Ante el éxito del I torneo Oficial PIFIA-Crinos de Colonos de Catán que celebramos la semana pasada (y por la presión de las peticiones pop...

miércoles, 6 de abril de 2011

SmallWorld


El otro día probamos otro nuevo juego, en este caso se trataba de uno seleccionado por mi, aunque es posible que hubiese algún voto mas, yo quería ese y hice campaña para que fuese ese, el SmallWord.

El juego tiene como base lo siguiente, un continente, poblado por sus habitantes empieza a ser conquistado por las distintas razas que el jugador va adquiriendo, después las fases son muy al estilo risk, hasta que te saturas de esa raza, y evolucionas, comprando una nueva raza, y así hasta que terminan los turnos.
Recuento de puntos de victoria.

Las partidas son de tiempo limitado, dado que están prefijadas aun numero de turnos, y el numero de jugadores varía el tablero, lo estrenamos con 5 jugadores, que nos dio un resultado sobradamente bueno, y en un tiempo aceptable siendo la primera partida de todos, y desconociendo todas las reglas.

El proceso es el siguiente todos empiezan con 5 oros, se ponen aleatoriamente las razas y sus poderes, creando verdaderas anomalías y curiosidades genéricas, en esta primera partida salieron los gigantes marineros, o las ratas heroicas... entre otros, cada jugador jugador en su turno compra una raza.
Y empieza a conquistar con el numero de ejércitos que tenga cada uno, eso depende del poder, la raza y las fichas que vienen en el juego, se recoloca a la tropa y se cuentan territorios, y se obtienen los puntos de victoria u oros, imposible intentar contarlos que lleva cada uno, por lo menos con 5 jugadores, y cada jugador sigue ese proceso, hasta llegar a los 8 turnos.
En el turno que te artes de la raza que poseas, puedes declarar esta en declive, y comprar una nueva.

El juego se hace entretenido y rápido, lleno de coñas y pactos fuera de la mesa, te pasas mas tiempo intentando pactar o negociar con el resto de jugadores que en tu turno.
Al poderse variar aleatoriamente las razas y poderes que salen, el juego no es de una sola partida, da pie a centenar de partidas y cada una distinta, algo realmente de agradar cuando te compras un juego, que cada vez están mas caros.

Como anécdota en esta primera partida, no gane, creo que quede penúltimo, y gano una jugadora que nadie habría apostado por ella, y saco una cantidad de puntos considerable.
En lo único que destaque en la partida fue en gambazos con la reglas, mi primera raza fueron los salvajes con el poder de señores del dragón, los salvajes me proporcionaban 4 fichas de ataque mas, que no para controlar terrenos, lo que hacia que despoblase territorios, y eso no se podía, luego estaban, el dragón que me permitían atacar con un solo ejercito, y controlar el terreno de manera absoluta, yo movía al dragón dos veces uno para atacar y otro para la recolocación.
Luego me hice con los hobbits de las colinas, como no podía ser de otra manera.
Publicar un comentario
Related Posts